Bienvenidos

¡Hola! Me llamo Rocío Chanivet, gaditana y periodista. Mi blog es una ilusión basada en la Constitución que se promulgó en mi ciudad, hace ya 200 años. Por eso, Cádiz tiene mucho que celebrar.
¡Viva La Pepa!

Vídeos de Cádiz

Loading...

Cádiz sigue esperando a "La Pepa"

lunes, 17 de diciembre de 2012

La ciudad de Cádiz se caracteriza por tener un único acceso a la ciudad conocido como el puente José León de Carranza. 
Cuando el Ayuntamiento de la ciudad se planteó celebrar el bicentenario de la Constitución, pensó en crear un segundo puente sobre la bahía gaditana que se conocerá como La Pepa. Tras varios acuerdos y desacuerdos  con el resto de partidos políticos, en 2006 se aprobó este plan como oportunidad única para avanzar en la modernización. Hecho que sorprendió a los gaditanos y políticos de la oposición,  sin entender cómo el Gobierno Central y Autonómico, ambos del Partido Socialista, avalaran la idea de la Alcaldesa de Cádiz, representante del Partido Popular. Un puente que tiene un coste superior a los 360 millones de euros.
Esta infraestructura  conectará la barriada de La Paz, zona de El Corte inglés, y el barrio Río San Pedro, perteneciente a la localidad de Puerto Real.  Este puente se proclamaría como el más grande de Europa, con 187 metros de altura y 3.150 de longitud. Contará con una capacidad de más de 140.000 vehículos al día. Llevará un tablero de más de tres kilómetros y 30 metros de anchuras, apoyado por siete pilas dispuestas por dos estructuras de hormigón armado, el resto estarían ubicadas en el mar lo que dificulta el trabajo a los obreros.


Obras en el puente "La Pepa"desde la bahía/ Imagen: Antonio Vázquez
Han pasado cuatro años desde que se pusieron los primeros cimientos en el 2007 y tras varias paralizaciones y a punto de acabar el año de la celebración del bicentenario, el gran puente aún no ha terminado.  El estallido de la crisis paró esta construcción en 2010 y esto ha conllevado a multitud de retrasos por la falta de financiación. Cada tablero, cada pilar que se colocan tardan más de dos meses por lo que ya no se mira al 2012, sino al próximo año e incluso al 2014.
Sean los motivos que sean, lo cierto es que los gaditanos han celebrado su Constitución del 12 sin La Pepa. Por lo que, Cádiz seguirá esperándola. 


Fuentes: El País 
             El Caso de Cádiz
             Puente La Pepa  Puente La Pepa
Imagen: La Voz Digital, Antonio Vázquez 

La exposición La moda en el 1812 se traslada al Centro Integral de la Mujer

domingo, 16 de diciembre de 2012

La ciudad de Cádiz ha querido rendir tributo a las prendas y vestuarios típicos del 1812. Una preocupación por la moda y la estética que ya existía hace dos siglos. 
El Ayuntamiento de la ciudad en colaboración con el Instituto de Fomento y Empleo ha creado el taller “Colección 2012. Veinticinco mujeres gaditanas y desempleadas fueron seleccionadas por el Servicio Andaluz de Empleo para que pudieran aumentar su capacitación profesional en el ámbito de la costura. Además, de incorporarse en el mercado laboral.
Exposición en el Centro Integral de la Mujer/Imagen R.CH
Una vez finalizada esta escuela, decidieron exponer los productos realizados en la Casa de Iberoamérica, antigua Cárcel Real, por un tiempo máximo de dos meses. Debido al éxito obtenido lo han ampliado hasta el 31 de diciembre de 2012, así que decidieron cambiar su ubicación al Centro Integral de la Mujer, en la Plaza del Palillero.
Esta exposición recrea cómo era la moda en el Cádiz de las Cortes. Un total de 34 trajes de la época, prendas de distintos estamentos y trajes femeninos, masculinos y de niños.

Imagen de La moda en el 1812/Imagen R.CH
Antonio Ardón, diseñador y modista gaditano, ha sido el gran colaborador de este proyecto. Se ha dedicado al patronaje y trajeron  corte, dibujo y confección. Además de investigar todo lo relacionado con la moda de la época.
Un proyecto para acercar al público la moda de la época y de avalar la formación de estas mujeres. 




Etiquetas: moda, mujeres, prendas, trajes, 1812 

             Cádiz 2012
Imágenes: Rocío Chanivet

Cádiz, la cuna de la moda en el siglo XIX

La ciudad de Cádiz en el 1812 no sólo fue reconocida por la promulgación de la Constitución.  La situación como único puerto marítimo y las influencias de los franceses e ingleses hicieron que la ciudad se caracterizase también por otros eventos y costumbres novedosas que no existían en otros lugares.  Cádiz se convirtió en una buena escuela de moda, su comercio de importación era el que proporcionaba los nuevos modelos extranjeros en telas, encajes o estilos de mangas a la inglesa.
El siglo XIX fue un siglo de cambio. Del paso del absolutismo al liberalismo. Esto significa un nuevo concepto de libertad. Libertad en todos los ámbitos; libertad económica, de prensa, de libertad de expresión, dosis fuertes de individualismo, etc.
La moda en el siglo XIX ha marcado la clase social a la que pertenecían las personas. Llevar una ropa u otra era signo de clase y elegancia.  Las confecciones de seda, casaca, chupa y calzón caracterizaban a la clase alta y las prendas más sencillas, más anchas que permitía la libertad de movimiento a la clase más baja. Este siglo se va a diferenciar a la sociedad en muchos ámbitos, por ejemplo, en el sufragio censitario del principio del liberalismo. Sólo los más ricos podían votar, para así conseguir que el voto fuese más de calidad que de cantidad.  Los tipos de sufragios irán cambiando a medida que avanza este siglo.
En España,  la invasión napoleónica a nuestro país en 1808 hizo que entrase nuevas modas, un  estilo más afrancesado. Pero no por ello, todo era así. La línea masculina, tal vez por sus viajes de negocios y por la influencia de otras personalidades que vestían elegantemente era frecuente en Cádiz,  les gustaban vestir a la inglesa o como decía Alcalá Galiano “vestido a la liberal” prenda como el pantalón corto y sombrero de copa como complemento. En cambio, las mujeres eran más tradicionales.  Decía Alcalá Galiano “las pocas visitas de mujeres extranjeras hizo que la moda femenina tardasen mas en adaptarse”.
Entre la moda femenina destacaba, el vestido camisa. Tejido con telas finas blancas de algodón, talle alto, aporta sencillez y libertad de movimientos. Estas prendas al ser muy finas era necesario de optar por un abrigo, de jubones muy cortos y abiertos por delante, denominados spencer. En el siglo XIX hacía referencia a la prenda corta y ajustada, con o sin mangas y especialmente aplicada a la indumentaria popular. También se usaba mucho el chal, los más apreciados fueron los de cachemira, en tejidos de lana muy fina y con dibujos típicos de palmas y atractivos y variados colores. Que se convirtieron en signo de elegancia y riqueza.



Prendas femeninas en el siglo XIX/ Imagen Rocío Chanivet

Complementos de prendas femeninas/Imagen Rocío Chanivet
El corsé fue una prenda muy característica de esta época, aunque por un tiempo se abandona este estilo, pero vuelve aparecer con el talle más bajo y las mangas más anchas.
Las faldas eran alargadas y ahuecadas. Llevaban debajo la crinolina o miriñaque que acampanaba a la falda.  Los sombreros cada vez más grandes, con muchas plumas y perifollos.
Las clases populares llevaban el típico traje a la española, que serán muy alabadas por autores extranjeros, así como el traje de Manola.
La mantilla era muy popular. Se puso de moda aunque el pueblo se seguía vistiendo de forma castiza. Se seguirá llevando la crinolina. A finales de los 1870, la crinolina se transforma en polisón, lo pone de moda la reina María de Las Mercedes.
Las mujeres no llevaban ropa interior tal y como conocemos hoy en día. En el siglo XIX la lencería íntima se llamaba chambra, toma nombres del francés chambre que significa habitación. Eran camisas en tejido de algodón que era larga hasta las rodillas. La camisa raramente estaba adornada de encajes.
Hubo uniformes militares como; voluntarios de Cádiz, uniformes del ejército y de la marina españoles.
A mediados del siglo XIX  es cuando se cerrará el pantalón por la abertura vertical que llamamos bragueta.  En esta mitad de siglo, la camisa masculina era cerrada y se ponía por la cabeza. La calzona es el nombre que reciben el pantalón o calzón hasta media pierna que lleva el traje campero en Andalucía. Término que se sigue usando a un tipo de pantalón que no es ni corto ni largo.
La capa española o castellana es una prenda típica española que tienen todos los hombres en sus capitales de bienes que usaban para cubrirse y abrigarse. En 1812-1813 se utilizó mucho el capoté inglés.

Distintos tipos de prendas de hombre/ Imagen Rocío Chanivet


Los majos y majas personajes de barrios humildes, que a principio del siglo XIX llegaron a ser muy populares.  Se dedicaban a lo más diversos oficios; carpintero, albañil, herrero, carnicero. Las mujeres eran descaradas y los hombres desafiantes. 
Las prendas, vestimentas y los diferentes estilos convertían a Cádiz en la cuna de la moda.


Fuentes: Libro Historia del vestido
             Libro Historia del traje del siglo XIX en España
             Libro El Cádiz de las Cortes. Ramón Solís
             Libro Historia del Pensamiento Político. Salvador Giner
             Declaraciones de los modistas Teresa Torres y Javier Cosano





Elena González Pérez: "Los políticos tienen mucha culpa en la pérdida del patrimonio"


Elena González Pérez es una joven gaditana. En 2011 se licenció en Historia del Arte en la Universidad de Sevilla y desde aquí su aventura profesional no ha cesado.  Su pasión por la defensa del patrimonio cultural gaditano le ha llevado a crear una asociación y convertirse en la presidenta de Cádiz Ilustrada.  Una forma de difundir el patrimonio de Cádiz ya sea histórico o  cultural. 

Elena González Pérez/C. Ilustrada
Rocío Chanivet. Elena cuéntanos ¿Qué es la Asociación Cádiz Ilustrada?, ¿cómo surgió la idea?, ¿qué objetivos tenéis?
Elena González. Cádiz Ilustrada es una asociación legalmente constituida e inscrita en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía, y que tiene por objetivo la defensa y difusión del patrimonio cultural gaditano. La iniciativa surge a raíz de pérdidas importantes del patrimonio de la ciudad, un ejemplo significativo para los fundadores fue la desaparición del único patio mudéjar que quedaba en Cádiz y se conservaba en una casa de la calle Ruíz de Bustamante hasta que fue derribado. Los objetivos de nuestra asociación, tal y como se refleja en los estatutos son los siguientes:
1. Defender el Patrimonio Cultural de Cádiz (material e inmaterial), a partir de actuaciones que aseguren su conservación y permitan su disfrute a los ciudadanos.
2. Vigilar el cumplimiento estricto de las normas de protección de los bienes culturales. Y promover una conservación documentada del urbanismo y edificios que lo necesiten, ajustadas a los documentos salidos de las Convenciones Internacionales para la protección y defensa del Patrimonio Cultural.
3. Denunciar ante los organismos competentes y divulgar a la opinión pública cualquier actuación indebida, tanto si procede de particulares como de Instancias oficiales.
4. Fomentar, promover y divulgar el conocimiento y la estima del Patrimonio Cultural de la ciudad: historia, arte, fiestas y tradiciones, música, literatura, vocabulario y gastronomía que conforman la identidad de Cádiz.
5. Promover la vida cultural en Cádiz.

R.CH. ¿Antes de tu asociación había alguna plataforma que también luchara lo mismo que Cádiz Ilustrada?
E.G. Siempre ha habido personas inquietas y preocupadas por la conservación del patrimonio, recuerdo por ejemplo la campaña de salvaguarda de la Aduana que llevaron a cabo José María Esteban y José Ramón Pérez, pero asociaciones legalmente constituidas con el objetivo de la defensa del patrimonio y su difusión no he conocido. Ahora cada vez la inquietud es mayor y si estamos viendo la creación de plataformas como Cádiz Abandonada o los Amigos del Monasterio Santa María, lo cual nos alegra.

R.CH.  ¿En qué patrimonio histórico habéis encontrado más anomalías o problemas?, ¿cuál o cuáles han sido la más costosas de defender?
E.G. Lo más difícil de proteger es aquello que no se conoce, sobretodo porque cuando nos enteramos de su desaparición ya es demasiado tarde. Actualmente los bienes mas vulnerables son los que conforman la arquitectura doméstica, continuamente desaparecen brocales de pozo, solería antigua, algunas de muchísimo valor como el caso del suelo de mármol genovés, columnas, etc. Así por ejemplo en julio de 2011 se hizo desaparecer una casapuerta isabelina completa de una finca de la calle Cervantes, se eliminaron las yeserías del s. XIX para sustituirlas por zócalo de azulejería industrial de baja calidad. En este caso hay dos problemas: la falta de conocimiento del propietario y la persona que interviene, y las leves sanciones por parte de la Administración en este tipo de pérdidas.
R.CH. ¿Todas vuestras denuncias, quejas han sido escuchadas?
E.G. Claramente no. Los mayores logros obtenidos por esta asociación ha sido conseguir la pronta limpieza de la fachada de la Catedral por actos vandálicos en los Carnavales de 2012 y respetar la altura del monumento a Segismundo Moret. Como decía anteriormente, cuando nos enteramos de pérdidas en las casas gaditanas, suele ser demasiado tarde. Por eso nuestra herramienta es la difusión de nuestro patrimonio, esforzarnos para que la cultura llegue al mayor número posible de gaditanos. Así, cuanto mayor sea el conocimiento del patrimonio, mayor será su interés por defenderlo.
R.CH. Hay voces críticas contra los políticos gaditanos por la transformación que está llevando Cádiz en sus edificios. Una de esa opinión fue del propietario de la Casa Bella Escondida que decía “Es necesario respetar el patrimonio. Una casa palacio como es ésta no puede convertirse nunca en partiditos, y eso es justo lo que se está haciendo en Cádiz con otras casas, además de restauraciones bestiales. Aquí los políticos pasan como apisonadoras por encima de la cultura, cuando deberían hacer todo lo posible por protegerla incluso mejorarla", ¿lo apoyas?
E.G. Siempre he dicho que hay decisiones que sólo competen a los técnicos, pero ésto desgraciadamente no es así. Generalmente la cultura supone para los políticos la envoltura políticamente correcta y aceptada por la sociedad de unos intereses personales o partidistas, o simplemente una excusa para recibir subvenciones. Y hablando de casas como la Bella Escondida y la importancia de mantener la configuración del espacio de un edifcio, conozco casos en los que la propia Administración obliga a los arquitectos a derribar parte de éstos.
Los políticos tienen mucha culpa en la pérdida del patrimonio, pues podrían hacer mucho más de lo que hacen para protegerlo, pero no olvidemos del daño tan grande que ha ocasionado el ego de los arquitectos y su desconocimiento del patrimonio, afortunadamente esta situación ya ha venido a menos. Hoy día ya no se puede concebir la intervención en un edificio histórico a cargo de profesionales de la construcción exclusivamente, sino que se debe formar un equipo transdisciplinar de arquitectos, historiadores del arte, arqueólogos, restauradores y hasta antropólogos, en el que todos los profesionales trabajen conjuntamente, por diferentes que sean sus planteamientos.
R.CH. Cuando se derriba un edificio y se encuentra hallazgos arqueológicos o piezas valiosas, ¿Se respeta?
E.GBueno, yo no tengo experiencia en el campo de la arqueología, pero sí es cierto que los arqueólogos han sabido darse a valer y tienen su sitio en las intervenciones del suelo, cosa que por ejemplo los historiadores del arte todavía no tenemos en las intervenciones del patrimonio histórico. Aunque ha habido pérdidas arqueológicas y algunas catastróficas como la sufrida durante la creación del párking de la plaza de San Antonio, el patrimonio arqueológico ha avanzado mucho en su investigación.
                 Elena González Pérez
                 Diario de Cádiz
Imágen: Cádiz Ilustrada

Micaela Navarro recibe el premio La Pepa 2012

El grupo socialista de Cádiz ha celebrado la II edición de los premios Mujeres Constitucionales en la sede de la Asociación de la Prensa en la calle Ancha.
La necesidad de poner en valor y sensibilizar del papel fundamental de las mujeres en la sociedad ha hecho otorgar cinco galardones a cuatro mujeres y a una asociación.  El acto ha sido presentado por Javier Osuna García que ha estado acompañando por la Secretaria de Organización e Igualdad de la agrupación municipal del Partido Socialista, María del Pilar González Vázquez.
Las galardonadas con sus premios/Imagen: PSOE
El jurado de Mujeres Constitucionales han decidido por unanimidad conceder el premio en la categoría de igualdad y no discriminación Oliva Acosta Moreno, por su compromiso personal y profesional. Reivindicando el papel de la mujer en su última obra cinematográfica Constituyentes. En la categoría libertad de expresión a la comunidad andaluza la primera en promover objetivos en materia de igualdad. En su discurso se ha referido a la exministra de igualdad, Bibiana Aído, como “persona sufridora por querer reconocer derechos que actualmente están en riesgos absolutos como la educación”.Carmen Fernández Morillo por su labor en el fomento de la igualdad en los medios de comunicación, reclamando a los medios mayor implicación en los comportamientos no sexistas en el ámbito de la comunicación. En derecho a la asociación ha sido al Centro Cultural El Pópulo, por su compromiso con la ciudad en general, su barrio particular y su trabajo de más de 40 años. En el ámbito educativo a Juana Luisa Sánchez por su compromiso por la resolución de conflictos.
Y el premio más importante de esta edición, La Pepa 2012, ha sido para Micaela Navarro por su dedicación y esfuerzo para la igualdad entre hombres y mujeres en Andalucía.


Fuentes: PSOE
                La Voz Digital
Imagen: PSOE
                  

Páginas vistas en total